Antecedentes de Reuniones de la AHA

La Asociación Herpetológica Argentina comenzó organizando anualmente las Reuniones de Comunicaciones Herpetológicas en distintos puntos del país. Desde septiembre de 1983 y hasta octubre de 2003 se realizaron 17 Reuniones de Comunicaciones. En un comienzo se llevaron a cabo en centros donde existían grupos consolidados en la disciplina (Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Río Cuarto, Tucumán y La Plata) a los que posteriormente se sumaron otros (Corrientes, Mar del Plata, Salta, Santa Fe, Bariloche, Puerto Madryn).

El primer Congreso Argentino de Herpetología se llevó a cabo en simultáneo con el I Congreso Latinoamericano de Herpetología, y se desarrolló en la ciudad de San Miguel de Tucumán en 1987, con una asistencia de aproximadamente 80 participantes de distintos países. En ese momento se determinó que los Congresos Argentinos se organizarían cada cinco años y los Latinoamericanos cada cuatro.

El II Congreso Argentino se realizó en La Plata en 1992 y el III en Corrientes en 1997. Entre el primer y el tercer Congreso Argentino, se duplicó el número de participantes activos, al igual que el número de contribuciones, conferencias y cursos complementarios.

Posteriormente, en el IV Congreso Argentino, celebrado en noviembre de 2001 en Salta, se resolvió que debido a la gran cantidad de trabajos presentados los congresos se realizaran cada tres años. Así el siguiente fue en la ciudad de San Juan en octubre de 2004. Alli, y debido al notable incremento de los participantes y de trabajos presentados, la Asamblea Ordinaria de la AHA resolvió dejar sin efecto la organización de Reuniones de Comunicaciones y organizar anualmente Congresos Argentinos.

Tanto en las Reuniones de Comunicaciones como en los Congresos Argentinos de Herpetología se incluyen la presentación de comunicaciones libres orales o en pósters, simposios, conferencias y mesas redondas. Además, como actividad extra se organizan cursos sobre nuevas metodologías y/o actualización teórica. La selección de las contribuciones está sujeta a la evaluación de resúmenes por parte de un comité científico formado por cinco o más investigadores.